Noticias

  • Escrito por Alfredo Nasello Tealdi

Permítame comenzar esta entrada en el Blog de Neris con una pregunta:  ¿Sabe usted cuál es el estado financiero de su empresa?

Si ha contestado que sí, ¿su respuesta se basa en datos o en sensaciones por lo que pasa en el día a día? Nuevamente espero que la respuesta sea la primera, porque no hay ningún motivo para que su empresa no disponga de un cuadro de mandos financieros que muestre lo que está pasando y pueda tomar decisiones al respecto.

Reconozco que he vivido la urgencia de tener que resolver problemas financieros (quién no?), decidir el cambio de políticas comerciales (aumento o disminución de plazos de cobro o pago), y muchas otras decisiones que impactan en la financiación de la empresa. También reconozco que casi siempre fue confiando en mi intuición y en el “conocimiento” del estado de situación, pero sin basarme en un estudio de los datos.

Vale, como justificación diré que eran otras épocas donde obtener datos actualizados para su análisis llevaba mucho tiempo. Excusa válida o no, la he tomado como mantra durante muchos años, a lo mejor demasiados. 

Pero convengamos que hoy la realidad es otra. Sin dudas, toda empresa que quiera sobrevivir dispone de la información básica para establecer un panel de control financiero que le ayude a tomar estas mismas decisiones, pero minimizando el riesgo. Esta información sale, básicamente, de la contabilidad y de su sistema de facturación, y tampoco me vale la excusa de que los datos no los tiene actualizados porque su contabilidad “debe” estar al día.
¡Que necesitamos un mínimo de seriedad, por favor!!

Ahora, hablando en serio, estoy convencido que no tiene excusas para que su empresa no disponga de un cuadro de mando financieros con el que poder controlar día a día el estado de la compañía. La información está disponible, y las herramientas se han vuelto muy, pero muy accesibles. 

Para terminar, quiero contar lo que, bajo mi punto de vista, lo mejor de implantar un cuadro de mandos es entender cuáles son los indicadores que requiere “nuestro negocio” y lo que representan. Hay ratios que serán iguales entre distintas empresas, pero otros que varían según el mercado con el que trabajamos. Un caso claro es el Ratio de liquidez (índice que mide la capacidad de la empresa para afrontar los compromisos de pago a corto plazo) que, por un lado, tiene “lecturas” muy diferente entre empresas (nunca será el mismo para, por ejemplo, Carrefour donde todas las ventas son contado o a pocos días, que una empresa que tenga que financiar todas sus ventas a 60/90 días) y por otro es probable que la fórmula utilizada para su cálculo también varíe.

Sea como fuere, la utilización de estos criterios de control es fundamental para evaluar el sistema de gestión de la empresa y pueden ser muy útiles a la hora de detectar o, incluso, predecir problemas en el desarrollo del negocio.

 

 

Sobre Neris

Neris ofrece soluciones de software de gestión financiera y estratégica para grupos empresariales y/o pymes internacionalizadas. La solución que ofrece está basada en una plataforma financiera de tesorería  y contable comercializada en modo SaaS, y que mejora radicalmente la información analítica necesaria para la alta dirección empresarial. 

Si desea obtener más información visite: www.nerisglobal.com o solicite más detalles en: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Log in